Diálogo es una revista de fe, pensamiento y acción, publicada bajo los auspicios de la Comisión de Apoyo a Universitarios y Profesionales Adventistas (CAUPA) de la Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día.
TEXTO 2 TEXTO 3 TEXTO 4 TEXTO 5

Comparte este blog

Lecciones significativas que nos dejó Apolos

Perteneció a la segunda generación de apóstoles. Un hombre con educación, un intelectual de su época. Se lo menciona raramente en el Nuevo Testamento, y sin embargo su influencia fue notoria en la iglesia primitiva.
Conozcamos a este Apolos. Hechos 18: 24-281 presenta a este joven judío como ciudadano de Alejandría, la segunda ciudad del Imperio Romano de ese tiempo y llamada así en honor a Alejandro Magno. La ciudad, hogar de muchos judíos inmigrantes, fue el lugar donde se realizó la traducción y producción de la Biblia Septuaginta. Alejandría fue un centro supremo del judaísmo, del helenismo y de la filosofía griega; un polo educativo con una biblioteca que albergaba más de novecientos mil libros.

Graciela Fuentes: Diálogo con una jurista de las Naciones Unidas



Graciela Fuentes es abogada, docente universitaria y jueza en las Naciones Unidas. Hay pocos países en el mundo donde ella no ha estado, pues su profesión la lleva a recorrer casi cada rincón de este planeta. El contacto con tantas culturas y realidades humanas diferentes tiñe su diálogo de historias cautivantes. Algunos de sus recuerdos tienen que ver con historias heroicas, de milagros y finales felices. Otros nos ponen frente a la triste realidad de los conflictos alrededor del mundo, la miseria de la esclavitud y la codicia humana.
Graciela es una abogada adventista, que sostiene su fe y está comprometida con su misión. Nacida en Argentina, cursó sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Buenos Aires. Luego obtuvo una Maestría en Derecho Internacional en la Universidad McGill, en Montreal, Canadá y un Doctorado en Derecho Constitucional Comparado y Derechos Humanos en la Universidad de Ottawa, capital de Canadá.
Su trabajo en Argentina estuvo centrado en el derecho penal, pero en Canadá se orientó hacia el comercio internacional. Ha enseñado Filosofía del Derecho y Derecho Internacional como profesora visitante en diversos países. Desde hace varios años sirve en las Naciones Unidas en operaciones de paz como jueza internacional en países que están saliendo de guerras o profundos disturbios civiles.
En el presente vive en Italia y se desempeña como jurista internacional asesorando a organismos internacionales en la reforma judicial, en especial para consultoras de primer grado del Parlamento Europeo.

Michael Abiola Omolewa: Diálogo con un adventista embajador permanente en la UNESCO



El profesor Michael Abiola Omolewa, un adventista del séptimo día de Nigeria, es el actual embajador y delegado permanente de su país ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Como undécimo hijo de una gran familia, fue criado con el prestigio que África le concede al hijo del jefe de una tribu. Su padre, Daniel Omolusi, como jefe de la región Ipoti-Ekiti de Nigeria, estuvo en 1915 entre los anfitriones de David Babcock, el primer misionero adventista en llegar a ese vasto país del oeste africano. El joven Michael comenzó su educación en 1946 en la escuela primaria adventista local –un primer paso que mantuvo su corazón y mente estrechamente unidos a las prioridades de la fe y misión adventistas a lo largo de toda su vida. Desde joven aprendió el valor y significado del sábado. Cada vez que su travesía educativa lo llevaba a una escuela no adventista –fuera en el nivel secundario, la prestigiosa Universidad de Ibadan o el Queen Mary´s College en Londres– él insistía en poner en primer lugar la adoración a Dios en el día señalado. Las becas que recibió como premio a su destacada actuación académica le permitieron obtener con honores el título de Historia Africana en la Universidad de Ibadan. Sus estudios posteriores de posgrado en la misma universidad, junto con una beca de investigador visitante en la Universidad de Londres, le dieron acceso al título doctoral en Historia e Investigación Histórica. Su carrera laboral abarca desde profesor de escuela secundaria a profesor universitario; de elevadas posiciones en el gobierno de Nigeria a su cargo actual de embajador y delegado permanente de la Unesco. El profesor Omolewa está casado con Yami, y tienen cuatro hijos.

Mujeres al servicio de Cristo

¿Piensas que el liderazgo de la Iglesia cristiana fue realizado únicamente por hombres? Esa era mi impresión hasta hace poco. Pablo y Pedro, Agustín, los Papas, Lutero y Calvino, los presidentes de la Asociación General. ¡Todos hombres! Imagina mi sorpresa cuando comencé a investigar más allá de lo obvio y descubrí que la historia de la iglesia cristiana estuvo llena de nombres de mujeres, algunas de ellas profundamente influyentes. Me di cuenta que aunque fueron notorias, sus historias generalmente han sido descuidadas; tal vez porque eran simplemente historias de mujeres, no lo suficientemente importantes como para llegar a los libros de historia. Cuando las mujeres como grupo son pasadas por alto, son también descalificadas y se crea la idea de que no han tenido una influencia significativa en la iglesia cristiana. Vivimos con las consecuencias de esta descalificación. Dado que no conocemos nuestra historia, podemos creer que en realidad sólo importan los hombres. Sin embargo, nuestra postura acerca del papel femenino cambiará al tomar conciencia del legado que nos dejaron.

El sábado: un día de gozo y libertad

Acepté a Jesús como mi Salvador personal a la edad de ocho o nueve años. El evangelio tuvo un gran impacto sobre mí, y su poder me liberó no solo de lo que consideraba grandes pecados sino también de mis temores y aprehensiones. Me regocijé en la fortaleza del evangelio. La experiencia del perdón fue tan real que no dudé en hablar de Jesús a mis amigos, maestros y vecinos. Observaba fielmente el domingo: asistía a la iglesia por la mañana y durante la hora vespertina de alabanza. Aunque los sermones de nuestro pastor –que vociferaba desde su elevado púlpito– a menudo eran aburridos y en ocasiones atemorizantes, no faltaba jamás a la iglesia. Era un fiel observante del domingo.

Sensus divinitatis y la misión de la iglesia

Agobiado por la desesperación, León Tolstói por momentos fue llevado a cuestionarse el sentido de la vida, a tal punto que llegó a considerar el suicidio como una solución lógica a su tormento interior. Pero al mismo tiempo encontró dentro de sí mismo un profundo sentido de la presencia de Dios, animándolo a continuar. “Sí”, escribió el famoso novelista ruso, “mientras mi intelecto trabajaba, algo más en mí estaba trabajando también, y me impidió actuar… una conciencia de vida como llegué a llamarla; era como una fuerza que obligaba a mi mente a encaminarse en otra dirección y me rescataba de mi situación de desesperación… Mi corazón languidecía con otra emoción punzante. No puedo llamar a esto de otra manera que sed de Dios. Este anhelo por Dios… provino de mi corazón”.1

¿Es razonable creer en una creación reciente de seis días de duración?

Antes de contestar la pregunta acerca de si es razonable creer en una creación reciente en seis días, es importante definir elementos claves tales como “racional”, “reciente”, “seis días”. Mientras que a la ciencia se la relaciona con el término “racional” y por lo tanto se espera que sea razonable, muchos han asociado al creacionismo con “fe” y por ello aparenta ser incompatible con cualquier cosa que sea “racional”.1

Afirmando nuestra posición acerca de la creación

Me permito efectuar este llamado con el conocimiento del constante debate en algunos ámbitos, entre la fe y la ciencia, en particular en lo que se refiere a los orígenes y a la creación.
Como comunidad, siempre ha sido para nosotros de suma importancia permanecer cerca de las Escrituras. La fe tiene en ella su punto final de referencia. No debemos permitirnos una posición que nos aleje de la Biblia para definir nuestros valores y expresar nuestras creencias.

¿Ejercitar la salvación?

¿Qué significa cuando Pablo dice “ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor” (Filipenses 2:12). ¿Cómo es posible ser salvado por las obras, aún cuando Pablo dice en varios lugares que la salvación es solamente por fe?
Uno de los elementos esenciales de la interpretación bíblica consiste en leer un pasaje en su contexto. En este caso se trata del deseo de Pablo de que los cristianos filipenses llevasen una vida “digna del Evangelio de Cristo” (1:27). Esto significa dejar a un lado el egocentrismo (2:2), reflejar la mente de Cristo (2:5) en todo lo que se hace, aún si esto llevara a la muerte. La amonestación de Pablo es formulada en palabras fuertes: no den por sentada su salvación. Tomen en serio lo que la salvación demanda de sus vidas: “ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor” (2:12).

¿Qué tipo de influencia ejercemos?

“Partió David de allí y se refugió en la cueva de Adulam; cuando sus hermanos y toda la casa de su padre lo supieron, fueron allí a reunirse con él. Además se le unieron todos los afligidos, todos los que estaban endeudados y todos los que se hallaban en amargura de espíritu, y llegó a ser su jefe. Había con él como cuatrocientos hombres (1 Samuel 22:1, 2).
Mi recuerdo más remoto sobre este pasaje bíblico es en el contexto de la formación de una nueva congregación. Yo era un joven estudiante de teología, cuando un grupo de miembros de una iglesia que mi padre había pastoreado recientemente, formó una nueva iglesia en un pueblo cercano. Mi padre se refería a la nueva congregación como una “cueva de Adulam”. Él explicaba este término al describir las actitudes y circunstancias de muchos de los miembros fundadores.

Mi arroyo Querit

“Pasados algunos días, se secó el arroyo” (1 Reyes 17:7).
Así como Elías, yo tenía mi arroyo Querit –todo mío.
Había pasado una porción significativa de mi vida en el Southeast Asia Union College (SAUC) en Singapur. Aunque se trataba de una institución pequeña, tuvo un impacto profundo en mi vida cuando joven. Llegué a sus portales como estudiante en 1968. Por primera vez podía saborear y beber profundamente de las fuentes de la educación adventista. Así como el arroyo Querit, nutrió mi alma, cultivó mi pensamiento y transformó mi ser, definiendo para mí el llamado que el Señor me había hecho mientras era una jovencita y asistía a nuestra iglesia en Penang, Malasia.

Cynthia Prime: una mujer de negocios adventista con un corazón por los huérfanos del HIV en Swazilandia



Llena de energía y humor, Cynthia Prime es una visionaria a quien le atrae lo nuevo y desafiante. Se siente tan cómoda entre los ricos y el glamour como abrazando a los huérfanos del HIV. Nacida en Trinidad y Tobago, Cynthia soñó con ser médica en algún lugar remoto y olvidado. Al concluir el secundario se mudó a Nueva York para comenzar enfermería, con el plan de hacer luego medicina. Su sueño se terminó abruptamente cuando descubrió que no soportaba ver sangre y que le era muy duro enfrentar el dolor de los pacientes.
En cambio, estudió inglés e hizo un posgrado en radio y televisión. A través de los años trabajó como periodista, encargada de relaciones públicas y consultora.
Luego de casarse con Philip Prime, un químico, la pareja se mudó a Indianápolis donde criaron a tres hijos adoptivos –una hija y dos hijos adolescentes en alto riesgo. Cynthia encontró gozo trabajando por los jóvenes de la iglesia y en el Ministerio de la Mujer al prestar su voz a aquellos que no poseen influencia. Por cerca de 10 años, presentó seminarios para fortalecer la confianza propia de mujeres y adolescentes golpeadas y disertó en congresos sobre violencia doméstica. Adicionalmente, fundó uno de los primeros refugios para mujeres adventistas golpeadas en la Unión local.
Luego de varios años exitosos como consultora, Cynthia y su esposo fundaron una empresa de perfumes que son vendidos por conocidos negocios como Bergdorf Goodman en Nueva York y Harrods en Londres.
Más recientemente, la pasión de Cynthia por los menos afortunados, la ha llevado al África para trabajar por los huérfanos del HIV. Junto a Linda Schultz, su socia de ministerio, está dirigiendo Seeds of Hope Outreach, una organización sin fines de lucro dedicada a sembrar esperanza, hacer crecer sueños y cambiar el futuro de huérfanos, de niños y de mujeres vulnerables.

Francisco Badilla Briones: Diálogo con un artista y filósofo estético adventista

 
Te habla sin palabras. Te acaricia sin manos. Te interroga sin preguntas. Es un pintor; sus pinturas te susurran sin voz y te sirve un cóctel de ideas, sentimientos y emociones con solo contemplar alguna de sus obras. En definitiva, conmueve tu espíritu. Es Francisco Badilla Briones, un pintor chileno cuyo arte es una materialización del mensaje evangélico en un lenguaje estéticamente contemporáneo.
Nacido en el sur de Chile, en 1974, comenzó a usar el pincel siendo aún un muchachito. Tanto le gustó que más tarde estudió Arte en la Universidad Católica de Temuco, Chile. Empezó con un ciclo básico de arte por un período de dos años, luego ingresó en la carrera de Pedagogía en Artes Plásticas y más tarde, cursó la Licenciatura en Artes con mención en Pintura de la que se graduó con una tesina acerca del símbolo de la Cruz en el arte, a lo largo de la historia.
El esfuerzo que hace Badilla por plasmar su espiritualidad en los lienzos le ha valido un amplio reconocimiento y varios premios, como también la adjudicación de dos murales en sendas instituciones educativas chilenas y una amplia cobertura mediática a propósito de sus exposiciones. Una de ellas, titulada Permanencia, motivó un extenso artículo en la revista culturalKimelchen en donde lo retrataron como un artista capaz de trabajar la pintura figurativa y abstracta, cuya obra, inspirada en Jesucristo, materializa sus reflexiones espirituales.
Actualmente, Badilla da clases de pintura en la Escuela de Arte “Armando Dufey Blanc” de Temuco, realiza pinturas por encargo y está ilustrando un libro de poesías, a la vez que se prepara para pintar un mural de doce metros para la iglesia adventista de su ciudad. Recientemente abrió una web (www.franciscobadilla.com) en el que se pueden ver sus obras. Todo ello sin dejar el pincel que acaricia sus lienzos para dar forma y color a sus reflexiones con Dios.

¿Es posible divorciar la fe y la ciencia?

En la serie televisiva The Triangle, uno de los personajes le pregunta a un ingeniero con cuatro títulos de posgrado: “¿Por qué da la sensación que cuanto más educada es una persona, más reacia está a aceptar nuevas ideas?” A pesar del riesgo de sonar anti intelectual, está diciendo algo cierto. En otro diálogo, luego de una discusión el mismo personaje comenta: “¡Todos usan la palabra sobrenatural como si fuese una mala palabra!” Se está refiriendo al conflicto que ha surgido entre quienes profesan una fe y los que se han proclamado portavoces de la ciencia.
En los últimos años, algunos defensores de la evolución se han vuelto cada vez más agresivos para con la religión. Los argumentos de muchos pensadores y escritores que buscan ser representantes de la ciencia, son comentarios denigrantes. En público y en forma desdeñosa, Richard Dawkins se refiere a las personas religiosas como “testarudos que son inmunes a los argumentos”.1

Elena White y los tratamientos para la salud mental

Elena White no fue ajena a temas relacionados a la salud mental. Ella misma luchó con la depresión en su proceso de conversión, y su familia también enfrentó algunos desafíos. Su esposo sufrió accidentes cerebrovasculares durante la mediana edad, que alteraron su personalidad. Algunos de sus hermanos, sufrieron enfermedades mentales, e incluso su hijo Edson pudo haber padecido un déficit de atención. Como consejera espiritual, a menudo abordaba temas de la mente. Como fue visto en la última edición de Diálogo, frecuentemente escribió y habló a las personas afectadas por dificultades emocionales y mentales. Siempre les brindaba esperanza y los guiaba a un amante Padre celestial y a un tierno Salvador que puede sanar y librar a aquellos que están heridos y quebrantados por el pecado y las adversidades de la vida.

Hus y Jerónimo nos enseñan algo muy importante

El humorista Doug Marlette creó el personaje de “Doris la cotorra”. En una de sus tiras la vemos a punto de comerse un chocolate. En ese momento escucha: “¡Doris, soy tu conciencia! Baja ese chocolate.” Doris responde: “¿cómo sé que eres mi conciencia? Muéstrame tu identificación”. “No tengo identificación”, es la respuesta. “Entonces cuidado… ¿Sabes lo que puedes recibir por falsificar una conciencia?” “Bueno, no… eh, yo nunca…” En el último cuadro Doris sonríe y dice: “La mejor defensa contra la conciencia, ¡es un buen ataque!”

Religión y ateísmo fundamentalista frente a frente

En un sermón, hice una referencia muy de paso al científico ateo Richard Dawkins. No creí que la audiencia retendría el nombre, por lo que me sorprendí cuando al finalizar se me acercó una joven para hablar acerca de lo que yo había mencionado en escasos diez segundos y me dijo: “Tengo un amigo que está leyendo a Dawkins y está muy impresionado. ¿Usted sabe de alguna persona que haya contestado sus planteamientos o algún libro que yo pueda recomendarle?